Explicit Language Viewer Discretion Advised!

THE ART BELOW CONTENTS ADULT LANGUAGE AND EXPLICIT IMAGES. PLEASE, WE RECOMEND NOT TO SEE IF YOU'RE A CHILD OR A PERSON WITH HIGH MORALS.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Barbies, kents, osos y otros muñecos transexuales en exposición fotográfica


Sorprendidos con la repercusión mundial de la exposición InVisibles: Naturalezas Transgresoras que se expuso por primera vez en la Universitat d’Alacant y sobre la que se han publicado tantos artículos y entrevistas en diferentes países y webs, desde DIVERSA-MENT solicitamos a nuestros colegas mas cercanos de DECIDE-T (Asociación LGTB de Alacant) esta exposición fotográfica del artista Manuel Velandia Mora  sobre construcciones corporales realizadas por Andrea Cano

La exposición cuenta con el respaldo de Mattel, la industria fabricante de las Barbies en España, empresa que conoce sobre la misma y que además ha informado que no tiene ningún rechazo por la comunidad LGBT.

Los juguetes fotografiados por el artista conceptual Manuel Velandia Mora son dignos de la potmodernidad; juguetes que fueron “customizados” por Andrea Cano quien decidió fabricarse una muñeca transexual. Para Cano, las muñecas Barbie® transexuales son esos juguetes que ella no pudo tener cuando de pequeña y siendo niño, soñaba con ser mujer y que ahora siendo adulta, transitando a su verdadera esencia, ha querido construir como un homenaje a todas aquellas transexuales explicitas u ocultas que se han autorizado a ser lo que realmente siempre quisieron ser, pero también como homenaje a la Barbie, icono por esencia de gay y transexuales femeninas.

Considera Velandia que “incluso para los juguetes la diversidad es posible, incluyendo la sexual, diversidad que es mucho más excluyente y marginalizadora para las personas transexuales, quienes son considerados en sí mismas naturalezas transgresoras”.

La exposición presenta dos miradas sobre una misma realidad, por un lado exhibe fotografías de elementos de la naturaleza no humana, en las que en algunos momentos se intuye cierta semejanza con contenidos sexuales, porque la sexualidad suele verse donde no existe; por otra parte las demás fotografías explicitan las opciones y cuerpos trans, justo allí donde nadie las desea –en muñecas y muñecos-, tal y como les viene sucediendo a lo largo de la historia a esos seres humanos que han decidido transitar hacia la plena existencia de sí mismos/as.

Las Barbies® y Kents® a diferencia de los juguetes que se distribuyen comercialmente nos dejan ver sus genitales. Estas fotografías e imágenes customizadas serán pensadas por algunos como  una amenaza para la sociedad, para mí es claro, dijo Velandia, “que Mattel muy seguramente no está interesada en fabricar Barbies® ni Kents®  transexuales, como tampoco en poner maquillajes o pelucas a sus muñecos masculinos. Esto sólo es arte; una de estas muñecas transexuales nunca estará en el estante de una tienda de juguetes, lugar en el que tampoco suelen estarlo muñecos cuyos genitales se muestren con la inocencia con que se visualiza el cuerpo desnudo de cualquier bebé”.

Quizás no habría muchos padres de familia dispuestos a regalar a sus hijos pequeños las Barbies® transexuales, pero sí a regalarles a la perversa Barbie® “normal” (si es que puede llamarse normal a una chica de cuerpo imposible y con una realidad marcadamente irreal), esa que quiere trabajar en trabajos típicos de mujeres y llevar vida de millonaria a pesar de las mujeres reales suelen ganar un salario mucho más bajo que el de los hombres; esa Barbie® que en medio del glamour siempre termina siendo ama de casa; esa chica que nunca será trabajadora sexual tal y como les ha tocado ser a la gran mayoría de las trans latinoamericanas, africanas, asiáticas e incluso europeas, a quienes el estigma, la discriminación, la exclusión social y la suma de otros crímenes de odio de los que son víctimas las lleva a alejarse de la escuela y a encontrar en esta forma de producción su única alternativa de subsistencia.

Las instalaciones son construcciones textuales que incitan en el espectador la reflexión en torno a las sexualidades y las identidades; Hay seres que a la sociedad le gustaría negarles su existencia y por ello termina volviéndolos invisibles. Aquellos que no caben en el molde, suelen ser aislados, muchas veces contra su voluntad”. Para el artista Velandia “La sexualidad, aun cuando es una experiencia eminentemente humana, suele observarse en otras realidades de la naturaleza, verse representada en ciertas construcciones naturales o artificiales construidas por el ser humano”.

Las construcciones corporales realizadas por Andrea Cano se inspiran en la realidad humana, así se crea que pertenecen al mundo de la irrealidad, en el que especialmente las Barbies®, sexuadas en sí mismas, pertenecen a ese mundo de la irrealidad aún más irreal, a esa cotidianidad plagada de cuerpos imposibles que olvida que otros cuerpos son posibles. Existen cuerpos normales y reales: cuerpos que transitan, cuerpos que desean transitar, cuerpos travestis, cuerpos transexuales, cuerpos intersexuales; cuerpos que se suelen negar, cuerpos que nos negamos a ver, cuerpos que se invisibilizan como una forma de negar la existencia a esos seres que nos son extraños, no porque lo sean sino porque nos negamos a aceptar la diversidad, la unicidad y la particularidad.

En el Centre Civic Antic Sanatori de  Sagunto, se presenta desde el 1 de junio hasta el próximo 28  una exposición con dos instalaciones textuales, un performance y 36 fotografías del fotógrafo colombiano Manuel Antonio Velandia Mora denominada “InVisibles naturalezas transgresoras” organizada por Diversa_Ment. El primero de junio a las 19:00 horas se abre la exposición con el performance “Aunque no me veas aquí es Toy”.

©Barbie 2009 Mattel, Inc. All rights reserved.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada